Información de la revista
Vol. 29. Núm. 3.
Páginas 233-234 (Mayo - Junio 2015)
Respuestas rápidas
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Visitas
1909
Vol. 29. Núm. 3.
Páginas 233-234 (Mayo - Junio 2015)
Carta a la directora
DOI: 10.1016/j.gaceta.2014.12.005
Open Access
¿Puede ser saludable un carcinógeno humano reconocido como el radón?
Can a recognized human carcinogen such as radon be healthy?
Visitas
1909
Alberto Ruano-Raviñaa,b,
Autor para correspondencia
alberto.ruano@usc.es

Autor para correspondencia.
, Luis Quindós-Poncelac, Carlos Sainz Fernándezc, Juan M. Barros-Diosa,b,d
a Área de Medicina Preventiva y Salud Pública, Universidad de Santiago de Compostela, Santiago de Compostela (La Coruña), España
b CIBER de Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP), España
c Laboratorio de Radiactividad Natural (LARUC), Universidad de Cantabria, España
d Servicio de Medicina Preventiva, Hospital Clínico Universitario de Santiago de Compostela, Santiago de Compostela (La Coruña), España
Contenido relaccionado
Gac Sanit. 2015;29:232-310.1016/j.gaceta.2014.11.005
Francisco Maraver, Ana Isabel Martín-Megías, Iluminada Corvillo, Francisco Armijo
Este artículo ha recibido
1909
Visitas

Under a Creative Commons license
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (1)
Texto completo
Sra. Directora:

Hemos leído con atención la carta enviada por el Dr. Maraver et al.1 en referencia a nuestro editorial sobre el radón residencial y el cáncer de pulmón, publicado recientemente en Gaceta Sanitaria2. Nos causa cierta sorpresa el título acerca del radón y de sus «aspectos positivos y sus acciones favorables para la salud», cuando los estudios disponibles no pasan de sugerir dicho efecto. La revisión de Falkenbach et al.3 concluye que «los estudios existentes sugieren un efecto positivo de la terapia con radón en el dolor de las enfermedades reumáticas. Son necesarios urgentemente ensayos clínicos aleatorizados con seguimiento a largo plazo». El estudio de mayor tamaño muestral es el de Annegret y Thomas4, publicado en 2013, con 681 pacientes, y en él se observa una mejoría en el alivio del dolor y el consumo de analgésicos, pero no en la calidad de vida. Al final del estudio, el efecto del radón no fue beneficioso para la osteoartritis, y tampoco fue beneficioso en la capacidad funcional para el dolor de espalda ni en indicaciones inflamatorias. Concluir a partir de esta evidencia que el radón puede ser beneficioso es discutible. Que sepamos, el radón en balneoterapia no ha sido incluido en ninguna guía de práctica clínica para el tratamiento de patologías musculoesqueléticas.

Es de especial importancia diferenciar las exposiciones cortas y las prolongadas cuando se trata de protección radiológica. En caso de aplicar terapias con radón, los pacientes estarían expuestos durante poco tiempo a concentraciones elevadas, mientras que la legislación vigente y los estudios disponibles hacen referencia a la exposición domiciliaria (o en el ámbito laboral) a largo plazo. Si bien el riesgo de los sujetos expuestos a balneoterapia con radón sería bajo, no es nada desdeñable el que pueden sufrir los trabajadores de dichos balnearios, dato que no se menciona en la carta de Maraver et al.1. Puede verse un ejemplo de ello en la figura 1, que muestra un cartel en la puerta de entrada de una mina turística en Connecticut (Estados Unidos); la advertencia es tanto para los visitantes como para el personal. Otros autores han indicado ya hace tiempo que, en balneoterapia, «se pone de manifiesto la conveniencia de un control de las dosis recibidas por esta causa natural para que no alcancen valores elevados»5. Tampoco se cita la Normativa Estatal que hace referencia a los establecimientos termales dentro de las «Actividades laborales cuyos titulares deben realizar los estudios requeridos por el Reglamento de Protección Sanitaria contra Radiaciones Ionizantes»6.

Figura 1.

Cartel de advertencia a la entrada de una mina turística. Connecticut (EE.UU.), septiembre de 2006.

(0,12MB).

Finalmente, nos gustaría subrayar que hay que ser muy cautelosos con la información que se da a la población. Indicar que el radón puede tener efectos beneficiosos sobre la salud puede hacer suponer a algunos que este carcinógeno, reconocido como tal por la Organización Mundial de la Salud y la Environmental Protection Agency (EPA) desde finales de los años 1980, no es tan peligroso o que a ciertas concentraciones no entraña riesgo. La propia EPA señala que no hay concentración de radón segura, y en la recientísima actualización (octubre de 2014) del Código Europeo contra el Cáncer, que no pudimos incluir en el editorial, se indica: «averigüe si está expuesto a concentraciones elevadas de radiación natural procedente del radón en su domicilio. Actúe para reducir las concentraciones elevadas de radón»7.

Contribuciones de autoría

Todos los autores han contribuido por igual en la concepción y la redacción del presente manuscrito, y se responsabilizan por igual de su contenido.

Financiación

Ninguna.

Conflictos de intereses

Ninguno.

Bibliografía
[1]
F. Maraver, A.I. Martín-Megías, I. Corvillo, et al.
Cuando el radón es beneficioso para la salud.
Gac Sanit., 29 (2015), pp. 232-233
[2]
A. Ruano-Raviña, L. Quindós-Poncela, C. Sainz Fernández, et al.
Radón interior y salud pública en España. Tiempo para la acción.
Gac Sanit., 28 (2014), pp. 439-441
[3]
A. Falkenbach, J. Kovacs, A. Franke, et al.
Radon therapy for the treatment of rheumatic diseases - Review and meta-analysis of controlled clinical trials.
Rheumatol Int., 25 (2005), pp. 205-210
[4]
F. Annegret, F. Thomas.
Long-term benefits of radon spa therapy in rheumatic diseases: results of the randomised, multi-centre IMuRa trial.
Rheumatol Int., 33 (2013), pp. 2839-2850
[5]
J. Soto, M.T. Delgado, P. Fernández, et al.
Niveles de 222Rn en el Balneario Las Caldas de Besaya (Cantabria).
Rev Sanid Hig Publica (Madr)., 65 (1991), pp. 71-75
[6]
Instrucción IS-33, de 21 de diciembre de 2011, del Consejo de Seguridad Nuclear, sobre criterios radiológicos para la protección frente a la exposición a la radiación natural. [Internet]. Sect. III Jan 26, 2012. Disponible en: https://www.boe.es/boe/dias/2012/01/26/pdfs/BOE-A-2012-1238.pdf.
[7]
IARC. Código Europeo Contra el Cáncer [Internet]. 2014. (Consultado el 12/05/2014.) Disponible en: http://cancer-code-europe.iarc.fr/.
Copyright © 2014. SESPAS
Idiomas
Gaceta Sanitaria

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.