Journal Information
Vol. 26. Issue 1.
Pages 74-77 (January - February 2012)
Visits
Not available
Vol. 26. Issue 1.
Pages 74-77 (January - February 2012)
Original breve
Open Access
Prevalencia de calcificación arterial y factores de riesgo cardiovascular asociados. Estudio multicéntrico poblacional ARTPER
Prevalence of arterial calcification and related risk factors. The multicenter population-based ARTPER study
Visits
...
Maria Teresa Alzamoraa,b, Rosa Forésa,b,??
Corresponding author
rfores.bnm.ics@gencat.cat

Autora para correspondencia.
, Pere Toránb,c, Guillem Perab, José Miguel Baena-Díezd, Begoña Lópeza, María Victoria Sierraa, Amelia Fabregate
a Centro de Salud Riu Nord-Riu Sud, Institut Català de la Salut, Santa Coloma de Gramenet, Barcelona, España
b Unitat de Suport a la Recerca Metropolitana Nord, IDIAP Jordi Gol, Mataró, Barcelona, España
c Centro de Salud Gatassa (Mataró 6), Institut Català de la Salut, Mataró, Barcelona, España
d Centro de Salud La Marina, Institut Català de la Salut, Barcelona, España
e Servicio de Atención Primaria Santa Coloma de Gramenet, Institut Català de la Salut, Santa Coloma de Gramenet, Barcelona, España
This item has received
Not available
Visits
(Daily data update)

Under a Creative Commons license
Article information
Abstract
Full Text
Bibliography
Download PDF
Statistics
Tables (2)
Tabla 1. Características de los pacientes incluidos en el estudio según la presencia (índice tobillo-brazo ≥1,40) o ausencia (índice tobillo-brazo entre 0,90 y 1,39) de calcificación arterial
Tabla 2. Variables significativamente asociadas a calcificación arterial. Regresión logística multivariada
Show moreShow less
Resumen
Objetivos

Estudiar la prevalencia de calcificación arterial (índice tobillo-brazo ≥1,4) y de factores de riesgo cardiovascular asociados en población general >49 años de edad.

Métodos

Estudio transversal, 3786 sujetos seleccionados aleatoriamente en 28 centros. Para el cálculo de la prevalencia se usó toda la muestra, excluyendo los sujetos con arteriopatía periférica (índice tobillo-brazo <0,9) para determinar los factores asociados a calcificación arterial mediante regresión logística multivariada.

Resultados

Se encontró calcificación arterial en 235 individuos (prevalencia: 6,2%; intervalo de confianza del 95%: 5,6-7,0); más del doble en los hombres que en las mujeres. Los sujetos con calcificación arterial eran mayores, presentaban más antecedentes cardiovasculares, diabetes y obesidad, y tenían más limitaciones para realizar actividad física que las personas con un índice tobillo-brazo normal.

Conclusiones

En atención primaria podríamos priorizar la práctica de la determinación del índice tobillo-brazo para detectar calcificación arterial en hombres, personas de edad avanzada, diabéticos, personas con sobrepeso u obesidad, con incapacidad para realizar ejercicio físico, o con hipertrofia del ventrículo izquierdo.

Palabras clave:
Aterosclerosis
Esclerosis calcificante de la media de Monckeberg
Índice tobillo-brazo
Prevalencia
España
Abstract
Objective

To determine the prevalence of arterial calcification (ankle-brachial index ≥1.4) and its related factors among the general population aged >49 years.

Methods

We performed a cross-sectional study of 3,786 people randomly selected from 28 centers. To assess the factors associated with arterial calcification using a multivariate logistic model, the whole sample was used to compute prevalence, excluding persons with peripheral arterial disease (ankle-brachial index <0.9).

Results

Arterial calcification was found in 235 persons (prevalence: 6.2%; 95% CI: 5.6-7.0), and was twice as frequent in men as in women. Patients with arterial calcification were older, had more previous cardiovascular events, diabetes and obesity, and were less able to perform physical activity than persons with a healthy ankle-brachial index.

Conclusions

We recommend measurement of the ankle-brachial index in primary care centers to detect arterial calcification among men, persons with diabetes, overweight, obesity or difficulty in performing physical activity, and in those with left ventricular hypertrophy.

Keywords:
Atherosclerosis
Monckeberg medial calcific sclerosis
Ankle-brachial index
Prevalence
Spain
Full Text

Qué se sabe sobre el tema?

  • Actualmente la calcificación arterial de miembros inferiores se define cuando los valores del índice tobillo- brazo son ≥ 1,4.

  • La presencia de calcificación arterial duplica o triplica la morbimortalidad cardiovascular respecto a personas con índice tobillo-brazo entre 0,9 y 1,4.

  • La prevalencia de calcificación arterial varía considerablemente según la población estudiada y en nuestro país no existen estudios poblacionales sobre este tema.

¿Qué añade el estudio realizado a la literatura?

  • Los resultados del presente trabajo sugieren que el riesgo cardiovascular en personas con índice tobillo-brazo ≥1,4 es superior al de las personas con índice tobillo-brazo normal en nuestra población de bajo-medio riesgo cardiovascular.

  • La utilización de una prueba fácil de aplicar, fiable y barata, como es el cálculo del índice tobillo-brazo puede contribuir a detectar pacientes de alto riesgo cardiovascular en nuestras consultas de atención primaria.

Introducción

Recientemente se han realizado diversos estudios en nuestro país para determinar la prevalencia de la arteriopatía periférica en la población general1–3; sin embargo, la calcificación arterial no ha sido convenientemente estudiada en España. La calcificación arterial refleja la pérdida de elasticidad en las capas íntima (calcificación arteriosclerótica) y media (esclerosis de Mönckeberg) de las arterias, con un significado clínico controvertido. Aunque son consecuencia de distintos mecanismos patológicos, ambas se determinan por métodos no invasivos de forma conjunta.

El índice tobillo-brazo es una prueba diagnóstica simple, no invasiva y validada para detectar estenosis de más del 50% en las arterias de los miembros inferiores4, con una sensibilidad del 95% y una especificidad del 99% respecto a un método de referencia como es la angiografía5. Valores del índice tobillo-brazo ≥1,4, o bien la imposibilidad de comprimir la arteria a pesar de ejercer una presión superior a 250mmHg, nos permiten diagnosticar calcificación arterial6.

Actualmente se considera calcificación arterial un índice tobillo-brazo ≥1,4. Diversos estudios han hallado que los valores del índice tobillo-brazo entre <0,9 y >1,4 presentan una curva en forma de J en cuanto a morbimortalidad cardiovascular. La presencia de calcificación arterial duplica o triplica la morbimortalidad cardiovascular respecto a las personas con un índice tobillo-brazo entre 0,9 y 1,46,7.

La prevalencia de calcificación arterial varía considerablemente según la población estudiada: entre el 1,2% en los jóvenes y el 29,3% en los diabéticos no dependientes de insulina2,8.

Por todo ello, y ante la ausencia de datos previos en España, nos planteamos este estudio cuyo objetivo fue conocer la prevalencia de calcificación arterial y de factores de riesgo cardiovascular asociados en población general >49 años de edad pertenecientes a la cohorte ARTPER.

Métodos

La metodología detallada del estudio ARTPER se ha publicado previamente9. En resumen, es un estudio descriptivo transversal, multicéntrico (28 centros) y de base poblacional, sobre unas 600.000 personas del área metropolitana norte de Barcelona. Se seleccionaron 3786 sujetos >49 años de edad (septiembre 2006-junio 2008) mediante muestreo aleatorio simple a partir de la base de datos del Sistema Informatizado de Atención Primaria (SIAP). Este sistema cubre totalmente nuestra área sanitaria y es la base de datos poblacional que sustenta la tarjeta sanitaria individual, con independencia de si el sujeto utiliza o no los servicios sanitarios. Su grado de exhaustividad y actualización es incluso mayor que para el censo10. Mediante llamada telefónica, hasta un máximo de seis en horas y días diferentes, se invitó a los posibles participantes para ser incluidos en el estudio y se citó a los que dieron su consentimiento.

Dos enfermeras entrenadas determinaron el índice tobillo-brazo en cada miembro inferior a todos los participantes, en condiciones estandarizadas, mediante Doppler portátil (Mini-Dopplex D 900-P®, Huntleigh Healthcare, 8MHz). Se consideró calcificación arterial un índice tobillo-brazo ≥1,4.

Se registraron variables demográficas (edad, sexo, educación), tabaquismo, tratamiento farmacológico o antecedentes en la historia clínica (hipertensión arterial, hipercolesterolemia, diabetes, infarto, angina, accidente isquémico transitorio, ictus), actividad física mediante cuestionario validado11, claudicación intermitente, antropometría (peso, talla, perímetro de la cintura, índice de masa corporal), análisis de sangre (colesterol total, HDL-colesterol, triglicéridos, glucemia), riesgo cardiovascular (Framingham calibrada por el grupo REGICOR12), síndrome metabólico (criterios del National Cholesterol Education Program) y el cuestionario vascular de Edimburgo. Se realizó un electrocardiograma a todos los participantes y la correspondiente lectura la realizaron dos médicos para detectar hipertrofia ventricular izquierda.

El estudio fue aprobado por el comité de ética local (IDIAP Jordi Gol). Se obtuvo el consentimiento informado de todos los participantes y se siguieron las recomendaciones de la Declaración de Helsinki.

La prevalencia de calcificación arterial se calculó considerando todos los individuos de la muestra. A continuación se excluyeron aquellos con un índice tobillo-brazo <0,9 (arteriopatía periférica) para realizar los análisis bivariado y multivariado. El análisis bivariado consistió en cruzar el hecho de tener calcificación arterial (sí/no) respecto a otras variables categóricas (usando frecuencias, porcentajes y ji al cuadrado) o continuas (usando medias, desviación estándar y t de Student). El análisis multivariado se realizó mediante regresión logística ajustando por todos los factores introducidos en el modelo. Inicialmente se introdujeron aquellas variables con p <0,10 en los modelos bivariados, o aquellas con un alto interés clínico. En el caso de que varias variables explicativas estuviesen muy correlacionadas, sólo se introdujo en el modelo la que tenía un mayor interés clínico o era más utilizada. Se escogió finalmente el modelo en que todas las variables tenían significación estadística (p <0,05), ya fuera en general o para algún sexo. Todas las comparaciones fueron bilaterales. Se usó el paquete estadístico Stata 11.

Resultados

Se incluyeron 3786 personas, lo que corresponde a una tasa de respuesta del 63%, sin diferencias significativas en edad y sexo respecto a los que declinaron participar. La edad media fue de 64,9 años (desviación estándar: 8,9) y el 53,9% eran mujeres. Se encontró un índice tobillo-brazo ≥1,4 en 235 personas, lo que representa una prevalencia del 6,2% (intervalo de confianza del 95%: 5,6-7,0); y era más del doble en los hombres que en las mujeres. El índice tobillo-brazo aumentó a medida que aumentaba la edad en ambos sexos. Las características de los pacientes con un índice tobillo-brazo ≥1,4 respecto a los que lo tenían entre 0,9 y 1,39 se muestran en la tabla 1. Los sujetos con calcificación arterial presentaban una proporción más alta de antecedentes de enfermedades cardiovasculares, tabaquismo y tenían más dificultades para realizar cualquier tipo de actividad física. Tomaban más antihipertensivos, hipoglucemiantes y antiagregantes/anticoagulantes que las personas con un índice tobillo-brazo normal (datos no mostrados).

Tabla 1.

Características de los pacientes incluidos en el estudio según la presencia (índice tobillo-brazo ≥1,40) o ausencia (índice tobillo-brazo entre 0,90 y 1,39) de calcificación arterial

Variable  ITB ≥1,40  ITB 0,9-1,39  pa 
  n (%) = 235 (6,7%)  n (%) = 3265 (93,3%)   
Edad, años [media (DE)]  66,58 (9,26)  64,22 (8,60)  <0,001 
Mujeres  86 (36,6%)  1846 (56,5%)  <0,001 
Nivel de estudios      0,027 
Inferior a primaria  14 (6,1%)  182 (5,8%)   
Primaria  171 (74,4%)  2229 (71,5%)   
Secundaria  30 (13,0%)  593 (19,0%)   
Universitario  15 (6,5%)  112 (3,6%)   
Hábito tabáquico      <0,001 
Nunca fumador  115 (48,9%)  1871 (57,3%)   
Ex fumador  89 (37,9%)  844 (25,8%)   
Fumador actual  31 (13,2%)  550 (16,8%)   
Hipertensión arterial  127 (55,7%)  1431 (44,4%)  0,001 
Hipercolesterolemia  116 (50,0%)  1501 (47,0%)  0,381 
Diabetes mellitus  61 (26,0%)  463 (14,2%)  <0,001 
IMC      <0,001 
Normopeso (<25)  18 (7,7%)  566 (17,4%)   
Sobrepeso (25-30)  103 (43,8%)  1496 (45,9%)   
Obesidad (>30)  114 (48,5%)  1198 (36,8%)   
Perímetro de cintura abdominal (>102cm hombres; >88cm mujeres)  151 (64,8%)  1882 (58,1%)  0,044 
Hipertrofia ventricular izquierda  14 (6,0%)  88 (2,7%)  0,004 
Infarto agudo de miocardio  9 (3,9%)  93 (2,9%)  0,372 
Angina  14 (6,1%)  132 (4,1%)  0,147 
Ictus  9 (4,0%)  77 (2,2%)  0,067 
Accidente isquémico transitorio  6 (2,6%)  72 (2,1%)  0,567 
Imposibilidad para realizar actividad físicab  9 (3,9%)  29 (0,9%)  <0,001 
Riesgo cardiovascular a 10 años REGICOR (edad ≤74 años)      <0,001 
<5% (bajo)  59 (32,4%)  1295 (47,2%)   
4-9,9% (intermedio)  89 (48,9%)  1177 (42,9%)   
≥10% (alto)  34 (18,7%)  271 (9,9%)   
Síndrome metabólicoc  63 (27,2%)  685 (21,1%)  0,031 

ITB: índice tobillo-brazo; DE: desviación estándar; IMC: índice de masa corporal (kg/m2).

Porcentaje valores perdidos siempre <5%.

a

p de un test de ji al cuadrado excepto para edad (t de Student).

b

Respuesta afirmativa a la pregunta «¿Cualquier actividad física (incluyendo ducharse o vestirse) le da la sensación de falta de aire o cansancio?».

c

Síndrome metabólico definido, según el National Cholesterol Education Program (NCEP), como tener tres o más de los siguientes factores: tensión arterial ≥130/85mmHg o tratamiento antihipertensivo, glucosa basal ≥110mg/dl o tratamiento antidiabético, colesterol HDL <40mg/dl (hombres) o <50mg/dl (mujeres), perímetro de cintura ≥102cm (hombres) o ≥88cm (mujeres), triglicéridos ≥150mg/dl.

El análisis multivariado mostró como efectos independientes significativamente asociados a calcificación el sexo masculino (odds ratio [OR] = 2,2), la edad (OR = 1,3 por cada 10 años), la imposibilidad para realizar actividad física (OR = 3,6), el sobrepeso (OR = 1,9) o la obesidad (OR = 2,8), la diabetes (OR = 1,7) y la hipertrofia ventricular izquierda (OR = 1,8), con ciertas diferencias según sexo (tabla 2).

Tabla 2.

Variables significativamente asociadas a calcificación arterial. Regresión logística multivariada

  Total n = 3442  Hombres n = 1543  Mujeres n = 1899 
  OR (IC95%)  OR (IC95%)  OR (IC95%) 
Mujeres  0,45 (0,34-0,60)     
Edad (× 10 años)a  1,26 (1,08-1,48)  1,26 (1,03-1,54)  1,23 (0,95-1,59) 
Imposibilidad de realizar actividad físicab  3,56 (1,63-7,82)  2,77 (0,87-8,78)  4,60 (1,54-13,73) 
Sobrepeso (25-30 kg/m21,95 (1,16-3,26)  2,27 (1,18-4,37)  1,38 (0,59-3,23) 
Obesidad (>30 kg/m22,82 (1,69-4,72)  2,77 (1,42-5,41)  2,68 (1,19-6,02) 
Diabetes  1,68 (1,22-2,31)  1,54 (1,03-2,31)  1,97 (1,17-3,34) 
Hipertrofia ventricular izquierda  1,81 (0,98-3,34)  1,35 (0,62-2,91)  3,64 (1,34-9,87) 

OR: odds ratio; IC95%: intervalo de confianza del 95%.

El ajuste por otras variables adicionales (colesterol, hipertensión, tabaquismo, obesidad central, antecedentes personales de enfermedad cardiovascular) no mejora la variabilidad explicada por el modelo ni modifica las asociaciones mostradas en la tabla.

a

OR para cada incremento de 10 años en la edad.

b

Respuesta afirmativa a la pregunta «¿Cualquier actividad física (incluyendo ducharse o vestirse) le da la sensación de falta de aire o cansancio?».

Discusión

El presente estudio muestra que un 6,2% de la población mayor de 49 años puede presentar calcificación arterial valorada mediante el índice tobillo-brazo. Además, estas personas con un índice tobillo-brazo ≥1,4 tienen un perfil de mayor riesgo cardiovascular que aquellas con un índice tobillo-brazo normal.

Aportamos un dato relevante en relación a la prevalencia de este problema de salud ante la ausencia de datos procedentes de estudios de base poblacional especialmente diseñados para este fin en España. Sin embargo, como en otros estudios, nuestros pacientes con calcificación arterial tienen una prevalencia más alta de factores de riesgo, como hipertensión7, diabetes7,13,14, hipertrofia ventricular izquierda13 y tabaquismo13, que la población con un índice tobillo-brazo normal.

Aunque el riesgo cardiovascular del índice tobillo-brazo ≥1,4 no es comparable al de la arteriopatía periférica (índice tobillo-brazo <0,9), diversos estudios han hallado que la relación entre el índice tobillo-brazo y la enfermedad cardiovascular no era lineal, y que valores ≥1,4 suponían un incremento del riesgo cardiovascular7,14. El metaanálisis de la Ankle Brachial Index Collaboration7 encontró que en las mujeres con un índice tobillo-brazo ≥1,4 el riesgo de mortalidad cardiovascular era tres veces superior al de aquellas con un índice tobillo-brazo normal, y el de eventos coronarios mayores era 1,5 veces superior para las pacientes incluidas en los grupos de riesgo cardiovascular alto. El riesgo de enfermedad coronaria era el doble en las mujeres que en los hombres con un índice tobillo-brazo ≥1,4, aunque en este metaanálisis las razones de tasas de incidencia para el índice tobillo-brazo ≥1,4, tanto en hombres como en mujeres, no alcanzaron significación estadística.

Por el carácter transversal de nuestro estudio, sólo podemos sugerir que el perfil de riesgo cardiovascular en las personas con calcificación arterial es superior al de aquellas con un índice tobillo-brazo normal en nuestra población de bajo-medio riesgo cardiovascular, según el cálculo realizado por la tabla REGICOR. Otros estudios prospectivos deberán confirmar o rebatir esta conclusión.

La participación fue del 63%, a pesar de procurar la máxima accesibilidad al estudio (flexibilidad horaria, visitas cerca del domicilio). No obstante, no hay diferencias en cuanto a edad y sexo entre los sujetos que aceptaron y los que rechazaron participar. No intuimos posibles sesgos de participación que puedan invalidar la estimación de la prevalencia. El estudio incluye población mayor de 49 años, y como por debajo de esta edad la probabilidad de tener calcificación arterial es muy pequeña2, este límite de edad no representa una limitación importante.

Una estrategia de prevención primaria a priorizar es la correcta identificación y el posterior tratamiento de los individuos con alto riesgo cardiovascular3,14, incluyendo evidentemente a las personas con índice tobillo-brazo ≥1,4. En estos pacientes, la calcificación de la capa media arterial impide la compresión de la arteria y se desconoce el estado de la luz del vaso, por lo que son necesarias otras pruebas diagnósticas. Un buen indicador de arteriopatía periférica grave en estos pacientes sería la determinación del índice dedo-brazo, ya que la arteria digital difícilmente se calcifica15.

La utilización de una prueba fácil, fiable y barata, como es el cálculo del índice tobillo-brazo, puede contribuir a seleccionar pacientes de alto riesgo cardiovascular en el primer nivel asistencial, detectando tanto a pacientes con arteriopatía periférica como con calcificación arterial. A menudo estos últimos no son tenidos en cuenta, y es poco lo que se conoce en relación a su evolución y al impacto en la salud de las personas.

Según los resultados del presente estudio, una proporción importante de la población puede estar afectada por este problema, por lo que propondríamos priorizar la determinación del índice tobillo-brazo para detectar calcificación en hombres, diabéticos, con sobrepeso u obesidad, con incapacidad para realizar ejercicio físico, o con hipertrofia ventricular izquierda.

Resultados de estudios poblacionales prospectivos que se están llevando a cabo actualmente en España nos ayudarán a confirmar los presentes resultados, tanto para priorizar la realización del índice tobillo-brazo como para valorar el riesgo de eventos vasculares futuros.

Contribuciones de autoría

M.T. Alzamora, R. Forés y P. Torán redactaron el manuscrito. M.T. Alzamora, R. Forés, P. Torán, G. Pera y J.M. Baena-Díez concibieron el estudio. B. López, M.V. Sierra y A. Fabregat participaron en el diseño del estudio. G. Pera realizó el análisis estadístico de los datos. Todos los autores revisaron y aprobaron el manuscrito final.

Financiación

Este trabajo fue financiado por el programa de Promoción de la Investigación Biomédica y Ciencias de Salud del Instituto Carlos III del Ministerio de Sanidad y Consumo [PI070403].

Conflictos de intereses

Ninguno.

Agradecimientos

A todos los pacientes e investigadores del estudio ARTPERART.

Bibliografía
[1]
J.I. Blanes, M.A. Cairols, J. Marrugat.
Prevalence of peripheral artery disease and its associated risk factors in Spain: the ESTIME study.
Int Angiol, 28 (2009), pp. 20-25
[2]
R. Ramos, M. Quesada, P. Solanas, et al.
Prevalence of symptomatic and asymptomatic peripheral arterial disease and the value of the ankle-brachial index to stratify cardiovascular risk.
Eur J Vasc Endovasc Surg, 38 (2009), pp. 305-311
[3]
M.T. Alzamora, R. Forés, J.M. Baena-Díez, et al.
The Peripheral Arterial disease study (PERART/ARTPER): prevalence and risk factors in the general population.
BMC Public Health, 10 (2010), pp. 38
[4]
S.T. Yao, J.T. Hobbs, W.T. Irvine.
Ankle systolic pressure measurements in arterial disease affecting the lower extremities.
Br J Surg, 56 (1969), pp. 676-679
[5]
X. Guo, J. Li, W. Pang, et al.
Sensitivity and specificity of ankle-brachial index for detecting angiographic stenosis of peripheral arteries.
Circ J, 72 (2008), pp. 605-610
[6]
H.E. Resnick, R.S. Lindsay, M.M. McDermott, The Strong Heart Study, et al.
Relationship of high and low ankle brachial index to all-cause and cardiovascular disease mortality.
Circulation, 109 (2004), pp. 733-739
[7]
Ankle Brachial Index Collaboration..
Ankle brachial index combined with Framingham Risk Score to predict cardiovascular events and mortality: a meta-analysis.
JAMA, 300 (2008), pp. 197-208
[8]
S. Lehto, L. Niskanen, M. Suhonen, et al.
Medial artery calcification. A neglected harbinger of cardiovascular complications in non-insulin-dependent diabetes mellitus.
Arterioscler Thromb Vasc Biol, 16 (1996), pp. 978-983
[9]
M.T. Alzamora, J.M. Baena-Díez, M. Sorribes, PERART study, et al.
Peripheral Arterial Disease study (PERART): prevalence and predictive values of asymptomatic peripheral arterial occlusive disease related to cardiovascular morbidity and mortality.
BMC Public Health, 7 (2007), pp. 348
[10]
B. Bolíbar, S. Juncosa, C. Martínez, et al.
Taxes d’incidència i prevalença a l’atenció primària.
Mètodes per a la seva obtenció, Fundació Jordi Gol i Gurina, (2002),
[11]
Y.A. Kesaniemi, E. Danforth Jr., M.D. Jensen, et al.
Dose-response issues concerning physical activity and health: an evidence-based symposium.
Med Sci Sports Exerc, 33 (2001), pp. S351-S358
[12]
J. Marrugat, I. Subirana, E. Comín, et al.
Validity of an adaptation of the Framingham cardiovascular risk function: the VERIFICA study.
J Epidemiol Community Health, 61 (2007), pp. 40-47
[13]
J.H. Ix, C.A. Peralta, I.H. de Boer, et al.
A high ankle brachial index is associated with greater left ventricular mass MESA (Multi-Ethnic Study of Atherosclerosis).
J Am Coll Cardiol, 55 (2010), pp. 342-349
[14]
M.H. Criqui, R.L. McClelland, M.M. McDermott, et al.
The ankle-brachial index and incident cardiovascular events in the MESA (Multi-Ethnic Study of Atherosclerosis).
J Am Coll Cardiol, 56 (2010), pp. 1506-1512
[15]
M. Bundó, M. Urrea, C. Pérez, et al.
És possible la determinació de l’índex turmell-braç sense utilitzar mercuri?.
Resultats preliminars Butlletí de la Medicina de Família a Catalunya, 28 (2010),
Copyright © 2011. SESPAS
Idiomas
Gaceta Sanitaria

Subscribe to our newsletter

Article options
Tools
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?